domingo, 27 de marzo de 2011

sábado, 10 de julio de 2010

Mi regreso

Tener un blog es como tener un amigo, aunque ese amigo seas vos mismo. Tener un blog te permite contarte cosas en tercera persona y podés hablar vos como si fueras otro.

Te permitís contarle a ese otro cosas que vos no contarías a nadie más a menos que sea un desconocido en medio de un encuentro casual, furtivo, sin futuro cercado o lejano.

Tener un blog es desnudarte con ese amigo imaginario y contarle tus cuitas, tus pedos mentales y además, sos capaz hasta de cantarle tus más intimos secretos aunque estos sean simples fantasías jamás cumplidas.

Tener un amigo implica una cierta cantidad de obligaciones y todas empiezan por constancia; a un amigo hay que cultivarlo, contarle que te ha pasado durante el día. Con el blog sucede lo mismo, este amigo se encariña con vos y vos con él, te permites cultivarlo y mimarlo y hasta llegás a sentir que es como tu mejor amigo, tu confidente.

Como cualquier amigo, tu blog exige de vos una cierta cantidad de obligaciones, las mismas que un amigo te pediría y todas ellas empiezan por la constancia.

Yo, te he dejado abandonado mi querido amigo blog y hoy estoy piéndote perdón por ese lapso de agónica incertidumbre. Te he dejado abandonado y ahora tengo que intentar recuperarte, porque con vos, se fueron tus amigos, aquellos que conocí a través tuyo y que hoy, hasta me han borrado de sus enlaces.

martes, 2 de marzo de 2010

lunes, 8 de junio de 2009

Pingüinos homosexuales dan lección de paternidad

Los animales del zoológico alemán de Bremerhaven adoptaron con éxito a un polluelo que había sido rechazado por sus padres biológicos antes de nacer

EFE
El Universal
Berlín Sábado 06 de junio de 2009
09:54

Una pareja de pingüinos homosexuales del zoológico alemán de Bremerhaven parece saber mucho acerca de cómo convertirse en padres ejemplares y lo están mostrando tras adoptar con éxito a un polluelo que había sido rechazado por sus padres biológicos antes de nacer.

Como si de humanos se tratara, "Z" y "Vielpunkt" -nombres con los que fueron bautizados estos dos pingüinos de la especie Humboldt- no lo dudaron un segundo a la hora de empollar un huevo abandonado, según explicó el Doctor en Veterinaria Joachim Schöne del zoológico Am Meer Bremerhaven.

Una vez que el pollito nació, sus papás adoptivos asumieron de buen grado todas las funciones propias de la paternidad.

Desde alimentarle con la papilla de pescado que ellos mismos regurgitan, hasta limpiarle las plumas o proporcionarle el calor suficiente son sólo algunas de las actividades que llenan ahora su rutina diaria. Y así será hasta que el pequeño, que acaba de cumplir cuatro semanas, se haga adulto y pueda abandonar el nido.

"Son muy buenos padres, cariñosos y concienzudos; la verdad es que se comportan de la misma forma que los heterosexuales, y hacen las mismas cosas que ellos, incluido construir el nido e incubar el huevo" , apuntó Schöne.

Este zoológico, situado en la localidad portuaria de Bremerhaven, a orillas del de Marzo del Norte, es conocido por acoger a un buen número de pingüinos de Humboldt, una especie oriunda de las costas chilenas y peruanas, que se caracteriza por un plumaje de color negro en el dorso y blanco en el pecho y el vientre, y la piel de la cara rosada.

Tienen tres pollitos y cuatro huevos, que están aún en proceso de incubación, así como otros 20 ejemplares de pingüino Humboldt en edad adulta.

Entre ellos se dan todo tipo de combinaciones: seis de las parejas son heterosexuales, tres homosexuales y hasta hay dos pingüinos que prefieren la soltería.

Según el experto, "Z" y "Vielpunkt" son pareja desde hace más de veinte años, aunque los responsables no se dieron cuenta de que se trataba de dos machos hasta hace relativamente poco tiempo.

La historia empezó, cuando los cuidadores, sorprendidos porque algo en el apareamiento no funcionaba entre los pingüinos -que solían empollar piedras-, decidieron practicar pruebas de ADN con sus plumajes con el fin de determinar su sexo.

"No es necesario realizar pruebas científicas que confirmen su homosexualidad, pues es algo sano y totalmente natural" , insistió Schöne.

De hecho, en el caso de los pingüinos la homosexualidad suele ser frecuente, según han contrastado expertos de varios zoológicos alemanes y de toda Europa.

Aunque resulta difícil aportar cifras concretas, por ejemplo en los pingüinos Rey, naturales del hemisferio Sur y los segundos más grandes, el porcentaje podría ascender al 10 por ciento, añadió.

Es más, en el mundo animal, la homosexualidad está descrita en más de mil 500 especies, e incluso en 500 de ellas está probada, tal y como se puso de manifiesto en una exposición organizada por el Museo de Ciencias Naturales de Oslo en 2006.

Tanto Schöne como el resto de sus compañeros del zoológico se muestran entusiasmados con la experiencia y muy satisfechos con la idea de poder informar a los nuevos visitantes, sean niños o adultos, sobre la conducta de sus pingüinos, quienes entre tanto cumplen a la perfección con el decálogo del padre modelo.

"Los zoológicos se mantienen gracias a ese público que desea saber más sobre los animales y nuestra labor es sensibilizar a los visitantes sobre la necesidad de proteger la naturaleza del planeta" , señaló el veterinario.

En la actualidad, el pingüino de Humboldt se encuentra en peligro de extinción dentro de su ecosistema, ya que se ve afectado por las fluctuaciones que causan los fenómenos meteorológicos El Niño y La Niña, que alteran la temperatura del agua a lo largo de las corrientes de Humboldt, donde habitan estos animales.

martes, 2 de junio de 2009

El que con niños se acuesta, cagado amanece

Yo fui niño y uno muy precoz, por cierto!

Yo sé lo que significa estar con un desenfreno total de tus hormonas, que empujan tu producción de semen, testosterona y pasión hacia todos los ángulos. Yo recuerdo que cada mañana que tenía que ir al colegio, tomaba el autobus y luego tenía que tapar con la mochila aquella erección incontrolable que quería reventar mi pantalón.

Recuerdo especialmente esos momentos, cuando había algún chico lindo cerca mío, pasando por una situación similar, porque eso no solo me pasaba a mi.

Recuerdo que cuando chico, mis compañeros y yo, nos pasabamos muchos ratos hablando de nuestras pollas y de como amanecíamos con la famosa "morning wood" (erección matinal). Solamente comentar entre nosotros, producía en algunos, erecciones "involuntarias" y a mi, me encantaba iniciar las conversaciones para pescar a uno que otro en esa situación.

Yo recuerdo que me encantaba salir de vueltas con mi mamá, para ver el montón de chicos lindos por las calles lejos de mi barrio. Más grandecito yo, pedía ir solo al centro o a la capital, porque así podía ver a estos chicos con toda tranquilidad.

También recuerdo cómo yo provocaba a los mayores y si sentía titubear a alguno de ellos, me encargaba de seducirlo inocentemente. En ocasiones comprometí a alguno y lograba jugar al toqueteo inocente.

Por eso entiendo lo que pasa con los chicos de hoy, porque yo fui uno de ellos. La diferencia de lo que era a lo que es, es que en aquel tiempo no me acusaría de pedofilia y yo no tenía conciencia y madurez sobre lo que hacía.

Así las cosas, ahora soy adulto y por lo tanto hay que pensar como adulto

NO A LA PEDOFILIA....! SIEMPRE SE PUEDE DECIR QUE NO.